Tarde de domingo. Ismaël Guye

Algunas historias empiezan con un café, otras con una frase contundente: “Tengo esclerosis múltiple”.

Después llegaron las vacaciones, los viajes, los conciertos, las caminatas por la ciudad, las exposiciones, las risas… y sí, inevitablemente: los pinchazos, los días de cansancio, algunas visitas asustadas a urgencias, las visitas al neurólogo…

Algunos os preguntaréis “¿qué es la esclerosis múltiple?” , en resumidas cuentas es una enfermedad degenerativa del sistema nervioso central de la que se desconocen sus causas y sigue sin tener cura. No es contagiosa, ni hereditaria, ni mortal pero es la segunda causa de discapacidad neurológica en adultos jóvenes y en España afecta a unas 47.000 personas. Mayoritariamente se diagnostica en jóvenes entre los 20 y 30 años al principio de sus proyectos vitales, profesionales… y se da con más frecuencia en mujeres que en hombres (el 70% son mujeres). Aún así, la enfermedad sigue siendo considerada una enfermedad rara y poco conocida.

Pero la vida sigue, esto no tiene porqué ser el fin del mundo, y sí hay días difíciles y otros peores pero hay días buenos y muy buenos, risas, amigos, familia, viajes… y tardes de domingo.

Curso: Fotoperiodismo y fotografia social

Octubre 2016